Publicado el Deja un comentario

Lamborghini ya tiene el primer superdeportivo híbrido

El debut de la marca con la nueva tecnología será de los más llamativos: además del precio, tendrá un sistema para que se vea más de lo común en las noches.

 

En 2020 podría llegar el primer superdeportivo híbrido de Lamborghini. Conocido hasta ahora bajo el código LB48H, los últimos rumores colocan al futuro superdeportivo híbrido de Lamborghini como el auto “menos normal”.

La electrificación es imparable, tanto por imagen como por normativa para reducir emisiones. Y de esa máxima no se escapan ni los superdeportivos.

En este contexto, Lamborghini tiene previsto convertir en híbridos sus grandes series Huracán y Aventador con motores de diez y doce cilindros en una fecha indeterminada pero siempre antes de 2022. Sin embargo, ya en 2020 se podrá conocer la primer solución que tienen en mente para estos autos únicos.

El futuro Lamborghini LB48H, según los rumores, tendrá gran parte de las tecnologías que han surgido de la colaboración entre la propia compañía automovilística y el MIT (Massachusetts Institute of Technology).

 

 

El primer reto de esa colaboración estaba del lado de las baterías. Mantener las prestaciones y las sensaciones al volante que uno espera de un Lamborghini no están por ahora al alcance de las soluciones actuales basadas en baterías, así que ese segundo motor de 49 CV de potencia podría alimentarse no de baterías de iones de litio sino con la energía entregada por supercondensadores.

Con esa solución a medias con el MIT, Lamborghini evitaría uno de los males de las baterías de coches eléctricos: el excesivo peso que añaden a los vehículos, algo que en un superdeportivo no es viable. También tendrían la ventaja de una capacidad de entrega inmediata de energía así como de recuperación de la misma y recarga rápida.

El segundo detalle importante que ha salido a la luz estos días sobre el Lamborghini LB48H es muy extraño. Se habla de una capacidad de la carrocería para brillar en la oscuridad, al menos en ciertos elementos como podrían ser las ruedas.

 

 

El motivo no sería otro que la composición especial de la carrocería construida en fibra de carbono así como la inclusión de esos condensadores para alimentar al motor eléctrico.

A lo que no llegará el nuevo Lamborghini es a las promesas del concept car creado en colaboración con el MIT, donde esa misma carrocería era capaz de almacenar energía eléctrica e incluso arreglarse ella misma tras un pequeño choque.

 

Con información de iproup.

error
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *