La desparasitación puede evitar graves enfermedades

Para mantener el organismo libre de parásitos que pueden generar serias enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia por lo menos dos veces al año, es decir, una vez cada seis meses.

Los bichos se pueden contraer en todas partes: están en el polvo, al jugar con mascotas, comer en la calle, al tocar objetos, en el baño, la cocina y demás lugar que no hayan sido desinfectados, también están en presentes en el contacto con otras personas.

Los parásitos se cuelan en el organismo a través de la boca, por eso es importante lavarnos las manos con frecuencia utilizando abundante agua y jabón. La limpieza se puede complementar con paños húmedos y líquidos desinfectantes.

Los parásitos más comunes son los helmintos (gusanos o lombrices) y las amebas (elementos microscópicos e imperceptibles). Cada parásito tiene su propio ciclo biológico, por lo que algunos pueden existir en el organismo humano durante años.

Una persona con parásitos presenta los siguientes síntomas: cansancio, falta de concentración, dolor e inflamación del estómago, diarrea, estreñimiento, gases estomacales y dolor de cabeza. Estas señales suelen ser confundidas con problemas relacionados a la gastritis o colitis.

Si usted tiene esta sintomatología, no se automedique, ya que puede ser contraproducente. Acuda al centro de salud más cercano a su domicilio para que los especialistas determinen su estado.

Los bichos afectan la concentración, absorben la energía que las personas obtienen de los alimentos, no permiten el adecuado crecimiento de los niños pequeños.

Consulte con el médico para desparasitarse. Él le indicará cuales los medicamentos apropiados para eliminar los bichos de su cuerpo. No ingiera fármacos por cuenta propia.

Tome en cuenta lo siguiente

Debe desparasitarse la familia completa (incluyendo a las personas que laboran en tu casa).

Cambiar sábanas, toallas, y ropa de cama.

Desinfecte frutas y verduras.

Lavarse las manos cada vez que va al baño y antes de preparar o consumir alimentos.

Evite tener agua al aire libre.

Antes de ingerir carne, asegúrese que esté bien cocida.

Limpie y desinfecte toda su casa después de haber tomado el medicamento. Los parásitos expulsados dejan sus huevecillos fuera del cuerpo y pueden regresar a su organismo.

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial