Publicado el Deja un comentario

Acura ILX 2019 profundo cambio estético y mejorado equipamiento

Mientras otros productos de Acura como RDX, MDX entre otros fueron sometidos al nuevo lenguaje de diseño, el ILX, el modelo de entrada a la marca se estaba quedando rezagado, por lo que firma japonesa de lujo decidió renovarlo para el modelo 2019. Si bien no cambio de generación sí fue sometido a un cambio de diseño e incorpora muchas actualizaciones en equipamiento.

Tuvimos este sedán de lujo a prueba por adelantado, antes de su presentación oficial, se comercializa en dos versiones la denominada Tech con un precio de $529,900 pesos y la A-Spec en $569,900 pesos.

¿Qué no cambio? El tren motriz

Se mantiene intacto el motor de cuatro cilindros de 2.4 L con 201 Hp y 180 Lb-pie de par. La transmisión es doble clutch de ocho cambios con paletas de cambio. Asimismo, se mantiene la configuración de la suspensión, la cual es independiente en las cuatro ruedas, adelante es McPherson mientras que atrás es multibrazo. La dirección es de piñón y cremallera con asistencia eléctrica.

¿Qué sí cambio?

La apariencia

Si bien este nuevo Acura ILX 2019 no es de nueva generación, sí fue sometido a un facelift profundo en el exterior. Ahora emplea la misma línea de diseño que otros vehículos de la marca. Enfrente encontramos una enorme parrilla que alberga el logo de gran tamaño, faros alargados con la ya conocida iluminación Jewel Eye característica de la marca.

Nosotros probamos la variante A-Spec, por lo que, para darle un toque deportivo, encontramos detalles en acabado piano y cromo, el primero está debajo de la parrilla mientras que el segundo está en las entradas de aire. Atrás el discreto spoiler como difusor están también en negro brillante. Finalmente, de lado resaltan los rines de diseño único de 18” y la placa de A-Spec.

Por dentro el diseño se conserva, aunque fue mejorado en materiales, ahora incorpora insertos de imitación aluminio en diversos elementos de la consola, existen otros de acabado piano en el sistema de infoentretenimiento y los asientos son forrados en piel, al igual que palanca de freno, puño de caja de cambios como el volante. No obstante, a pesar de estos cambios, ciertos plásticos en la parte baja del tablero son duros como brillosos, lo que demerita la sensación de estar en un vehículo de lujo. En este aspecto creo que debe trabajar mucho Acura, en otorgar una buena impresión de lo que es un coche premium, pues al estar dentro del ILX no se percibe y siendo honestos me siento sólo en un Honda caro.

Mejorado equipamiento

Otro de los aspectos donde Acura se enfocó en mejorar este ILX 2019 fue en el equipamiento, ahora el sistema de infoentretenimiento es más rápido, completo, pues es compatible con Android Auto como Apple Carplay y trae cámara de reversa con tres ángulos de visión. Sin embargo, para nosotros debe todavía renovarse aún más, nos desagradó que sea de dos pantallas (esto te confunde pues no sabes cuál ver), muchas de las funciones se operan por medio de botones y la perilla redonda ubicada debajo de la segunda pantalla. Lo único que es táctil es el display antes mencionado, desde donde se controla el radio y la capacidad bizona del aire acondicionado, que por cierto tiene otros botones a parte para manipularlo.

Otros elementos del equipamiento que sobresalen son el asiento del conductor eléctrico con ajuste lumbar, sistema de audio Elliot Scheiner con 10 bocinas y subwoofer (reproduce MP3, CD, WMA) y control de crucero adaptativo.

La seguridad su prioridad

Más allá de su atractivo diseño, algo que hay que reconocerle al Acura ILX 2019 son todas las prestaciones de seguridad activa como pasiva que ofrece; si bien la lista es enorme te mencionamos los más importante. Trae seis bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad y tracción, advertencia de colisión frontal con frenado de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, asistente de arranque en pendientes, monitoreo de punto ciego entre otros.

Conducción equilibrada

Si bien este ILX no cambio nada mecánicamente, la verdad es que no hay nada que reprocharle, pues se maneja rebién. ¿A qué nos referimos? bueno pues para contestar esta pregunta hagamos una suma de esas prestaciones y te vamos diciendo el porqué.

Al tener un motor de inyección directa con una cilindrada grande de 2.4L con una óptima potencia de 201 Hp, así como un peso de 1,433 Kg, tienes como resultado una buena relación peso-potencia, lo que otorga una aceleración sobrada para esos rebases, subir una pendiente o incorporarte a cualquier vía con toda facilidad. En general el auto se percibe ágil sin llegar a ser desmesurado en su respuesta.

La caja al ser de ocho y de doble embrague otorga cambios rápidos como suaves en la parte baja del tacómetro. Esto se traduce en una entrega de potencia casi instantánea cuando se requiere y en momentos de tráfico o de una conducción confortable se cuida el rendimiento.

El tener una suspensión independiente en las cuatro ruedas, los caminos deformes no son un problema para este ILX, pues reduce mucho la sensación de bacheo. Igualmente, en situaciones de curveo, se desempeña super bien equilibrando a la perfección el chasis.

La dirección por su parte al ser asistida otorga mucha suavidad, por lo que zigzaguear en el tráfico o realizar giros es de lo más confortable. Sin embargo, ya altas velocidades la sensación es artificial, nos transmitió poco de lo que sucede en las ruedas delanteras.

En el tema de los frenos no se sienten duros, son firmes y generan mucha confianza.

¿Nos gusta, lo recomendamos?

Nos agradó mucho el diseño, es muy seguro, la mecánica y el manejo que ofrece son óptimos. Nos queda a deber un buen sistema de infoentretenimiento, que, si bien es muy completo y rápido, no es amigable y nos gustaría que fuera de una sola pantalla táctil de buen tamaño. Asimismo, se debe trabajar en la calidad de materiales para otorgar una mejor sensación una vez ubicado en el habitáculo.

Aclarado esto, sí lo recomendamos pues si buscas un auto con un look diferente, atractivo, con un cierto grado de lujo, de buen manejo y confiable por ser un producto japonés. El Acura ILX 2019 cumple. El problema el precio, pues no es nada asequible.

(Con información de autocosmos)

error
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *